Disponemos de ofertas y promociones constantes , Informate


BENEFICIOS DE PILATES PARA EL DOLOR DE ESPALDA

¿Quién no ha sufrido alguna vez dolor en la espalda? ¿Quién no ha sufrido en algún momento un problema lumbar o cervical?... Hoy, os contamos como el método Pilates os puede ayudar a acabar con esos dolores o evitar que vuelvan a aparecer.

1.       CORRECCIÓN DE LA POSTURA

La causa más importante en el dolor de espalda es la mala postura mantenida durante mucho tiempo. En trabajos muy estáticos (trabajos con ordenador, cadenas de montaje,…) con el paso de las horas se tienden a adquirir malas posturas, que dan lugar a contracturas musculares en la espalda. Si a esto le añadimos la falta de movimiento, las vértebras tenderán a bloquearse (disminuir su rango de movimiento) y por lo tanto empezaran nuestros dolores de espalda.

En Pilates se trabaja la movilidad de todas las articulaciones, mejorando así su rango de movimiento. Además, gracias a los estiramientos que también se realizan en clase, las contracturas musculares disminuyen.

Por otro lado, y lo más importante, es que se trabaja la corrección y la conciencia postural, gracias a la cual podremos controlar y mantener la postura adecuada en nuestros trabajos.


2.       FORTALECIMIENTO MUSCULAR

La falta de actividad física es otra de las causas principales de dolor de espalda. Las personas sedentarias, que no practican ningún deporte, tienen una mayor probabilidad de sufrir dolor en la espalda, ya que sus músculos van perdiendo el tono (son más débiles).

Un músculo débil o con poco tono no es capaz de realizar sus funciones de forma correcta. En concreto, la musculatura de la espalda se encarga de mantenernos erguidos. Por lo que una debilidad en esta musculatura hará que tendamos a una postura más cifótica (“cheparnos”) y nos empiece a doler la espalda.


Pilates trabaja de forma global el fortalecimiento de todo el cuerpo. Con mayor atención, trabajaremos la musculatura erectora del troco, para que nos ayuden a mantener una postura adecuada.

3.       RESPIRACIÓN

Para la correcta realización de los ejercicios, es necesario llevar una respiración adecuada. La respiración nos ayudara a relajarnos (como ya hemos visto en algún otro post, la tensión o es estrés es uno de los principales causantes de contracturas a nivel del cuello) y a ser más conscientes de nuestro cuerpo (trabajaremos mejor y sin hacernos daño).

Aunque actualmente no tengas dolor de espalda, Pilates también es para ti, ya que como dice el refrán “MAS VALE PREVENIR, QUE CURAR”. El mejor tratamiento para tu espalda es empezar a hacer un ejercicio terapéutico y controlado por profesionales, para no dar lugar a que aparezcan esos dolores, que luego tanto nos cuestan quitar.