Disponemos de ofertas y promociones constantes , Informate


SINTOMAS HERNIA DISCAL

   

¿Qué es una hernia discal?

Entre cada una de las vértebras de la columna, se encuentras los discos vertebrales. Estos discos son estructuras blandas cuya función es absorber impactos (actúan como amortiguadores) y permitir el movimientos de las vértebras. Los discos vertebrales se componen de un núcleo, situado en el centro, y de un anillo fibroso que rodea al núcleo.

Cuando ese anillo fibroso se rompe, el núcleo puede desplazarse hacia el canal medular, pudiendo llegar a comprimir alguna de las raíces nerviosas. Esta lesión es la que conocemos como HERNIA DISCAL.

Debido al estilo de vida actual, donde muchas de nuestras actividades diarias implican una flexión de la columna, y por lo tanto, un sobreesfuerzo para esos discos vertebrales,  es cada vez más común encontrarnos en nuestras consultas este tipo de patología.

¿Reconoces estos sintomas?

-          Dolor: Dependiendo de la gravedad de la hernia, el dolor varía. Puede estar localizado a nivel lumbar, o incluso irradiarse hacia una pierna. Como hemos dicho anteriormente, dependiendo de por dónde se irradia el dolor, sabremos donde se encuentra localizada la hernia discal. Este dolor aumenta cuando le pedimos un sobreesfuerzo a la columna.

o   Ejemplo: una hernia en L5-S1 (la más común, ciática) provoca un dolor irradiado por detrás del muslo, hacia el gemelo y por la planta del pie.



 

-          Entumecimiento/pérdida de sensibilidad: cuando hay un gran compromiso del nervio, el paciente puede llegar a notar alteraciones en la sensibilidad (a la presión o con el frio y el calor).

-          Hormigueo: otro de los síntomas más comunes es el hormigueo. El paciente nota que la pierna se le duerme a lo largo del recorrido del nervio afectado.

-          Pérdida de fuerza: en los casos más crónicos, empiezan a afectarse las terminaciones nerviosas a nivel muscular, haciendo que el musculo vaya perdiendo tono, y por lo tanto fuerza.

-          Disminución del rango de movimiento: cuando hacemos la exploración a un paciente observamos que el movimiento de la columna está limitado. Los movimientos que comprimen al disco y la raíz nerviosa, y que por lo tanto son dolorosos, el paciente se defiende disminuyendo su rango.


-          Impotencia funcional: todos los síntomas anteriores provocan una gran impotencia funcional, es decir, el paciente no puede realizar su vida diaria con normalidad. El movimiento de la persona no es adecuado, y esto, junto con el dolor que una hernia puede llegar a provocar, hace que el paciente vaya limitando sus actividades.

 

Si te sientes identificados con ellos, ponte en contacto con nosotros. ¡¡Valoraremos tu caso!!

 


-