Disponemos de ofertas y promociones constantes , Informate


¿Tu bebé llora y no hay nada que lo calme? Cólicos del lactante

El cólico del lactante es uno de los motivos de consulta pediátrica más frecuente por el sufrimiento que genera en un bebé de pocos días o semanas y el que provoca a los padres, que en muchos casos llegan a desesperar por no saber qué hacer para ayudarle.

El cólico del lactante es un mecanismo de defensa en el que se produce una contracción brusca de la musculatura lisa intestinal de aquellas zonas adyacentes en las que el peristaltismo falla. Como consecuencia, el lactante frecuentemente manifiesta esta dolencia a través de un llanto inconsolable de inicio repentino que se acompaña de un patrón extensor y enrojecimiento de la cara y de abdomen tenso. En estos episodios pueden llegar a llorar hasta tres horas seguidas, al menos tres días a la semana. Además, es un llanto que no cesa si se le alimenta, si se le coge en brazos o si se le tapa (por frío). En los períodos entre las crisis están completamente asintomáticos y sonrientes, y durante su seguimiento los afectados comen y suben de peso normalmente.


 

Causas del cólico del lactante

En ocasiones la causa puede ser idiopática, es decir, de origen desconocido. Pero otras veces existen diferentes causas que provocan el cólico en el lactante, entre ellas podemos encontrar:

·         Causas conductuales: se pueden deber a una inadecuada interacción entre la madre y el bebé (respuesta inadecuada al llanto, falta de contacto físico, falta de respuesta a las necesidades del bebé o factores estresantes durante el embarazo, el parto y el postparto) o a factores alimenticios anormales (alimentación desordenada, menor ritmo nutritivo y molestias tras la alimentación).

·         Causas orgánicas: debidas a una alteración de la motilidad, intolerancia a la lactosa, desequilibrio de hormonas intestinales o una anormal composición microbiana en la flora intestinal.

·         Otras causas: como obstrucción intestinal, reflujo gastroesofágico, una alteración en la succión, bebés prematuros o la toma de pre- o probióticos  al inicio del tratamiento ya que producen gases y/o cólicos.

 

Síntomas del cólico del lactante

La mayoría de los lactantes con cólicos presentan síntomas comunes como los nombrados anteriormente (llanto inconsolable de inicio repentino, patrón extensor y enrojecimiento de la cara), pero existen más síntomas como pueden ser:

·         Distensión abdominal (barriga inflada).

·         Disminución de las horas de sueño.

·         Gases.

·         Estreñimiento.

·         Trastornos en la alimentación.

·         Vómitos.

·         Alteración en la succión.

 

Tratamiento del cólico del lactante

Para tratar el cólico en el lactante una vez diagnosticado por el pediatra, se buscará el mejor tratamiento (farmacológico, cambios en la alimentación de la madre, etc.). Pero en el tratamiento se puede acudir a un fisioterapeuta especializado, el cual valorará al lactante con las herramientas necesarias y aplicará las técnicas oportunas mediante un protocolo de masaje infantil y también podrá ofrecer ayuda y consejos a los padres de cómo prevenir en la medida de lo posible dichos cólicos.

El fisioterapeuta le enseña a los padres como realizar un masaje para intentar aliviar un poco los dolores del bebé durante esta etapa, que se realizará entre toma y toma, nunca cuando el niño esté recién comido o si tiene sensación de hambre.