Disponemos de ofertas y promociones constantes , Informate


ESGUINCE DE TOBILLO... ¿QUÉ ES Y CÓMO LO TRATAMOS?

   

Me he torcido el tobillo, y me han diagnosticado un esguince… ¿Qué es y cómo se trata?

 

Una lesión que vemos muy frecuentemente en nuestra consulta, son los esguinces de tobillo. Este tipo de lesiones son muy comunes tanto en personas que practican algún deporte, como en las que no.

Un esguince de tobillo consiste en una distensión (“elongación”, “sobre-estiramiento”) de los ligamentos que van desde el peroné al astrágalo y calcáneo (huesos del pie). Estos ligamentos son los encargados de dar estabilidad al tobillo.

Dependiendo de la distensión, podremos distinguir diferentes grados de lesión:

-          Grado I: hay un sobre-estiramiento y micro-desgarros de las fibras. No se produce edema ni hematoma.

-          Grado II: hay una pequeña rotura en algunas de las fibras del ligamento. Se produce un pequeño edema y hematoma.

-          Grado III: hay una rotura completa del ligamento. Se produce una gran inestabilidad en el tobillo, edema y un gran hematoma.  


 

Y… ¿Cómo tratamos esta lesión?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el Grado III en un esguince, siempre será competencia de un médico traumatólogo.

Desde la fisioterapia nos encargamos del tratamiento de los esguinces de Grado I y Grado II, los más comunes.

Los primeros días, tras la lesión, el objetivo del tratamiento es controlar la inflamación, la reabsorción del hematoma (si lo hubiera), y recuperar la movilidad. Para esto nos servimos de diferentes técnicas del campo de la fisioterapia y la osteopatía.

Una vez recuperada la movilidad, nos centramos en trabajar la propiocepción del tobillo. Este tipo de trabajo es imprescindible para RECUPERAR LA FUERZA Y EVITAR RECAÍDAS.


 

HACER UN BUEN TRABAJO TANTO DE MOVILIDAD COMO DE PROPIOCEPCIÓN ES MUY IMPORTANTE PARA LA CORRECTA RECUPERACIÓN DEL TOBILLO Y EVITAR RECAÍDAS Y SECUELAS.