Disponemos de ofertas y promociones constantes , Informate


Se me escapa el pipi, ¿qué puedo hacer?

 

Es muy frecuente que a las mujeres después de dar a luz o, incluso, en la fase final del embarazo refieran pérdidas de orina. Esto se debe a que presentan una debilidad en su musculatura del suelo pélvico.  

En ese caso, nuestra recomendación como fisioterapeutas especializados en suelo pélvico es realizar una valoración completa de esta musculatura para reconocer la causa del problema y poder ofrecer una solución con un tratamiento de reeducación específico para cada una de vosotras.



Pero… ¿Puedo hacer algo para intentar prevenir o eliminar las pérdidas de orina?

La respuesta a esa pregunta es si. Hay unos ejercicios descritos en los años 40 por el doctor Kegel que consisten en hacer una serie de contracciones para fortalecer la musculatura del suelo pélvico.

En primer lugar, es necesario localizar los músculos adecuados. Para ello, la mejor forma es imaginarnos que queremos detener el flujo de orina cuando estamos en el baño. Si puedes realizar esto, los músculos que estas utilizado son los correctos para realizar los ejercicios. ¡Nunca se debe practicar mientras que estamos en el baño!

Al contraer estos músculos, se debe sentir como si se estuvieran apretando y elevando ligeramente hacia arriba. No debe haber ningún tipo de tensión en las nalgas ni en los muslos, pero apretar el ano puede ayudar (como si se aguantaran los gases). 

Lo que es muy importante es la constancia. Se necesitan de 4 a 6 semanas para empezar a notar mejoras en las pérdidas orina. Para que estén bien fortalecidos, aproximadamente 6 meses. Se deberían contraer todos los días durante 5-10 minutos aproximadamente.

Lo bueno de estos ejercicios es que los puedes hacer sentada a la mesa del despacho, mientras se espera en un semáforo, en cama al ir a dormir o al levantarse. Nadie va a saber que los estás haciendo.


Si tienes problemas para realizar esta contracción o no sabes si no estás haciendo correctamente lo mejor es acudir a fisioterapia y realizar una evaluación específica para ver donde está el problema y realizar el tratamiento adecuado.




 

Autora: Altea Velasco Barroso