Disponemos de ofertas y promociones constantes , Informate


¿LA FRUTA ENGORDA?

¿La fruta engorda?
Si me dieran 1 euro por cada vez que me preguntan esto, tendría un hucha nada despreciable.
No, la fruta no engorda. En ninguno de los casos la fruta debe ser desaconsejada.
Ciertamente, la fruta es azúcar. Pero no te confundas, no es el mismo tipo de azúcar que le echas al café de la mañana ni el que te tomas en la bollería industrial.
Es un azúcar intrínseco, es decir, propio natural del alimento como frutas y verduras. Estos alimentos en general, poseen alto contenido de fibra, nutrientes y vitaminas que permiten que la absorción de la fructosa sea lenta y progresiva, de forma que nos proporcione saciedad por más tiempo y nos ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre.
Solo en casos muy puntuales como enfermedades hepáticas, renales, intolerancias o alergias, el consumo de fruta debe restringirse o limitarse. Esta recomendación solo debe hacerla un profesional sanitario basándose siempre
En un diagnóstico real y verás, no en un diagnóstico a base de falsas pruebas de intolerancia de herbolarios; o de la vecina del 5to o el naturista.
Son muchos los estudios e instituciones reconocidas que promueven y apoyan el consumo de frutas y verduras:
- En el denominado “Consenso español de obesidad” (Consenso FESNAD-SEEDO), publicado en 2012, leemos que “el consumo alto de fruta y hortalizas está asociado a un menor incremento de peso en adultos a largo plazo (nivel de evidencia 2+)”.
- En octubre de 2015, una revisión sistemática con metaanálisis, publicada por Lukas Schwingshackl y sus colaboradores en la revista PLoS One, constataba que el aumento en el consumo de fruta se relaciona con una disminución en el peso y en el perímetro de la cintura, algo que, según leemos en el estudio “apoya las iniciativas que persiguen aumentar la ingesta de frutas y hortalizas”.
A pesar de esto, son muchas las personas que siguen creyendo en estas falacias y no comen fruta después de comer, no sea que engorden; y mucho menos después de cenar; pero aun así parece que no tienen problemas con las croquetas fritas, el exceso de aceite de oliva, ni los flanes. Mundo al revés.
Adriana,
Dietista-Nutricionista
NºCol MU00140.