INICIO | PATOLOGÍAS DESGARRO MUSCULAR


DESGARRO MUSCULAR

¿En qué consiste?
El desgarro muscular es una rotura parcial o total de las fibras musculares.
 
¿Cómo se desarrolla?
Las roturas musculares o desgarros pueden producirse por diferentes motivos:
- Como consecuencia de una contusión, es decir, un golpe directo a un músculo que provoca la rotura de fibras de dicho músculo.
- Sobreestiramiento, es decir, cuando un músculo es estirado más allá de su capacidad natural para deformarse. 
- Como consecuencia de una elongación brusca del musculo generalmente producida por una contracción rápida y fuerte del mismo. Esta es la forma más común de la aparición de los desgarros musculares.
La persona que sufre un desgarro muscular siente un dolor intenso y agudo en el momento de su producción. Es un dolor concreto y localizado que obliga a la persona a suspender la actividad que realiza en ese momento. 
 
¿Cómo lo solucionamos?
El tiempo de recuperación de esta lesión muscular es variable. Depende de muchos factores como es el tipo y el tamaño de la rotura, los aspectos propios del paciente (edad, sexo, peso, estado de salud, etc) además de si recibe o no tratamiento para rehabilitar esta lesión. 
Si has sufrido una rotura muscular en primera fase de tratamiento (primeras 24-48 horas) es aconsejable la aplicación de frío para generar una vasoconstricción de los capilares y vasos rotos, con el fin de reducir la inflamación e iniciar el proceso de reparación tisular. 
En segundo lugar, acudir a un profesional especializado que valorará y pautará el posterior tratamiento acorde a la lesión. En fisioterapia, el tratamiento se dividirá en varias fases y el tiempo de cada fase dependerá del grado y el tamaño de la lesión:
- Fase aguda: se utilizarán técnicas como es el drenaje linfático, vendaje neuromuscular, reposo relativo (no solicitar el trabajo de la musculatura afectada en los primeros días, es necesario un estado de relajación muscular) y movilizaciones pasivas. 
- Fase de recuperación (aproximadamente 5-10 días): termoterapia suave, movilizaciones activas, masaje circulatorio y drenante, vendaje compresivo.
- Fase de recuperación total: estiramientos suaves, ejercicios activos más intensos donde impliquen el trabajo del músculos (excéntricos), Cyriax, ganchos y otras muchas técnicas. 
 



RESERVA AHORA TU CITA
 
llamar fisioterapeuta